Brownies de Plátano – 2 minutos más o menos, ¿que importa?

vuelvo+en+cinco+minutosLo más dificil de hacer Brownies, no es encontrar los ingredientes.  No es la complejidad de la elaboración. No es la cantidad de cacharros a utilizar.

La dificultad radica en el tiempo de cocción.  2 minutos de diferencia separan un Brownie jugoso y lleno de sabores de un cuadrado de cartón piedra.

El origen del Brownie igual que el de la Tarta Tatín, está llena de mitos y leyendas: que si un ama de casa se olvidó de poner levadura en un pastel de chocolate, que si un chef le añadió chocolate fundido a la masa por error ….

Las primeras referencias a los Brownies surgen en Estados Unidos a finales del siglo XIX pasando a ser una elaboración muy popular en ese pais rápidamente. Y según publica la web de Joy of Backing las primeras recetas no llevaban chocolate.

Lo que a mi me gusta de los Brownies es que permiten múltiples variaciones (con chispitas de chocolate, con diferentes frutos secos, con diferentes tipos de azúcar).

Así que aprovechando una receta muy inspirada en el blog de Olleta de Verdures  y unos plátanos en su punto comprados en Mel, Tes i Bolets del  Mercado de Les Corts, en vez de con Coca, la Fonda celebró la Verbena con:

Brownies de Plátano y Nueces de Macadamia

brownies de platano_2652012Foto: AA

Ingredientes:

175 gr de mantequilla

300 gr de azúcar moreno

175 gr de chocolate negro (contra más bueno sea el chocolate mejor sale el Brownie)

125 gr de nueces de macadamia troceadas

3 plátanos maduros

3 huevos batidos

100 gr de harina

5 gr de impulsor

2 cucharadas de cacao en polvo

Preparación:

Cortar el chocolate en trocitos pequeños y junto con la mantequilla, deshacerla al baño maria.  Añadir el azúcar y remover bien.  Añadir el plátano chafado, las nueces de macadamia (las que utilizo son tostadas y ligeramente saladas), los huevos, y por último la harina, el cacao en polvo y el impulsor tamizados.  Mezclar bien con una espátula

Encamisar un molde y hornear en el horno precalentado a 180º entre 30 y 40 minutos. Hacer la prueba del palillo – ha de salir con miguitas pegadas: si sale seco te has pasado de cocción!!!!

Cuando se enfrie, cortar en cuadrados (puede que no queden muy regulares por que el plátano le da mucha humedad al bizcocho) y espolvorear con ázucar lustre y cacao en polvo (opcional)

Música para cocinar: Mungo Jerry – In the Summertime

Un paseo por Madrid, en tiempo de buñuelos

Sabes que es Navidad cuando ves turrones en el súper.  Sabes que es San Juan por los petardos y que es Jueves por que hay paella en los menús del día.

Y como sabes que se acerca la Semana Santa? Pues fácil, empiezas a ver en las panaderías y pastelerías – pero solo los miércoles y los viernes – un cartel que dice Hoy Buñuelos.

¿Por qué en Semana Santa?  ¿Por qué solo los Miércoles y los Viernes? Y si me apetecen en Jueves?  Y la palabra buñuelo, ¿de donde viene?

Según la Real Academia de la Lengua, la palabra buñuelo – del ant. *boño, y este del gót. *buggjo ‘grumo’; cf. cat. bony ‘bulto’ es una fruta de sartén que se hace de masa de harina bien batida y frita en aceite. Cuando se fríe se esponja y sale de varias formas y tamaños.

La tradición de hacer buñuelos según la Wikipedia viene de los judíos sefardíes que  en el siglo X para celebrar la Janucá elaboraban unos bollos fritos con harina de trigo que denominan bimuelos.  Según otras fuentes, es una receta de tradición mozárabe.

En la red he encontrado también “Són molt tradicionals els bunyols de vent o caragirats, que són clars i rodons, no en forma d’anell come els de l’Empordà, i que es mengen durant la Quaresma a les comarques de Barcelona. Aquest es troben a les pastisseries tots els dimecres i divendres des de Carnestoltes fins a Pasqua, en les variants “de vent” o “de crema”, que són els bunyols de vent però farcits d’una crema catalana més espessa. Segons el Gremi de Pastissers de Barcelona “el seu origen deu sorgir de la necessitat popular d’endolcir els dies perquè el període quaresmal fos més passatger. A més, el seu aspecte és sobri, lluny de la fastuositat del tortell o de la Mona de Pàsqua.”

Para saber más sobre el tema sugiero que miréis en el blog de Olleta de Verdures que tienen varias entradas muy interesantes.

Mi primera aportación a la Cuaresma son estos hechos con unas ramitas de romero que me vendió una gitana en la Avda de la Castellana en Madrid mientras me echaba la buenaventura.

Buñuelos de Romero

bunyols romani_222013

Foto: AA

Ingredientes:

125 ml de leche

2 ramitas de romero

2 huevos

200 gr de harina

20 gr de azúcar

8 gr de impulsor tipo Royal

Azúcar y romero seco picado para rebozar

Preparación:

Calentar la leche y cuando esté a punto de ebullición, apartar del fuego y poner las ramas de romero. Tapar, dejar infusionar  hasta que la leche se enfríe.

Batir bien los huevos con el azúcar, añadir la leche fría y colada, y por fin la harina y el impulsor previamente tamizada, hasta tener una crema fina. Tapar y dejar reposar en la nevera al menos 30 min.

Poner a calentar a fuego medio-alto abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente, ir  poniendo la masa con una cuchara, intentando que queden en forma de bolitas.  En principio ellos solos se darán la vuelta cuando estén dorados por un lado. Es conveniente no poner demasiados juntos, para que no se enganchen entre ellos. Si vemos que algunos no giran, ayudarlos con una espumadera.

Una vez dorados, los colocamos en un plato cubierto con papel absorbente y después los rebozamos por azúcar y romero picado.

Música para cocinar: