Hojaldres con Piña – ¿Costillas?

Me gusta presumir de que lo hago todo en casa: el pan, el azúcar lustre, la masa de las pizzas ….

Solo hay una cosa que se resiste – la masa de hojaldre.  He ido a varios cursos, talleres, presentaciones y siempre llego a la misma conclusión “esto no es para mi”.  Así que la compro hecha porque aunque soy consciente de que no es lo mismo me ahorro trabajo y disgustos.

Por lo que con cariño se lo digo señores de La Cocinera: o encuentro masa de hojaldre en formato cuadrado en mi super de referencia o les tendré que ser infiel de manera definitiva.  He dicho.

La Fonda Deza se enfada

La Fonda Deza se enfada

Pataleta aparte, esta semana he aprendido que mis hojaldres rellenos de cabello de angel en Murcia se les llama Costillas  .

Pues esta es una variación sobre el tema de las costillas – las dulces claro.

HOJALDRES RELLENOS DE PIÑA – Costillas de Piña

Hojaldres rellenos de piña - Foto AA

Hojaldres rellenos de piña – Foto AA

1 Lámina de hojaldre

media piña natural

40 gr de azúcar lustre

media vaina de vainilla

30 gr de mantequilla

50 gr de Cointreau

Preparación:

Primero hacer la compota de piña.

Pelar y quitar la parte dura del centro de la piña.  Cortar la pulpa en trocitos pequeñitos y ponerlos en un bol.  Cortar la vaina de vainilla por la mitad y sacar las semillas.  Añadirlas a la piña troceada. Añadir el azúcar lustre, rociar con el Cointreau y dejar macerar unos 15 minutos.

En un cazo, calentar la mantequilla – con cuidado de que no se queme – e incorporar la piña macerada.  Dejar a fuego suave unos 20 minutos.  Se hará una compota muy aromática pero los trocitos de piña continuarán teniendo una consistencia firme. Dejar templar.

Poner la plancha de hojaldre sobre una placa de horno cubierta con papel parafinado.  Marcarla ligeramente por la mitad.  Pinchar con un tenedor la superficie de la lámina de hojaldre.  Marcar unos rectángulos del tamaño que se quiera (sin llegar a cortar la masa del todo).  Repartir la compota de piña sobre los rectángulos dejando aprox medio centímetro sin subrir sobre las marcas.  Pintar con huevo batido el perímetro del rectángulo así como todas las marcas de los rectángulos más pequeños.

Cubrir con la otra mitad y presionar por todas las juntas donde no haya compota.  Pintar toda la superficie con huevo.  Espolvorear por encima con azúcar y los piñones (presionar ligeramente para que queden pegados y no se caigan).  Cortar los rectángulos sin acabar de separarlos.

Hornear a 210º unos 20 minutos aproximadamente. Sacarlos del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

NOTA: Para que no se os quemen los piñones, como me pasó a mi con estos, dejarlos en remojo con agua un ratito (con 10 minutos es suficiente)

Música para cocinar: You Make me Feel – Sylvester

Un Bizcocho en busca de nombre

El único problema que tiene este bizcocho es el nombre.  La receta original dice que se llama Pineapple Upside Down Cake que traducido es Bizcocho de Piña boca-abajo.  ¿no es el nombre menos apetitoso del mundo?

PINEAPPLE UPSIDE DOWN CAKE

upside pineapple cake_2612013

Foto: AA

Ingredientes:

Fondo:

55 gr de mantequilla

160 g. azúcar moreno

Rodajas de piña natural o en su jugo

Cerezas al marrasquino o guindas (opcional)

Masa del bizcocho:

195 grs. de harina

10 gr de impulsor tipo Royal

1 pellizco de sal

113 gr de mantequilla a temperatura ambiente

200 gr de azúcar

5 ml de extracto de vainilla

2 huevos grandes separando yemas de claras

120 ml. de leche

1 pellizco de cremor tartaro

Preparación:

Pre-calentar el horno a 175º.  Preparar un molde redondo de 23 cm.

Fondo: Poner la mantequilla y el azúcar moreno en un cazo y poner a fuego medio sin dejar de revolver hasta que la mantequilla se haya derretido y el azúcar se haya disuelto.  Continuar cocinando unos minutos hasta que el azúcar empiece a caramelizar.  Apartar del fuego y verter en el molde preparado.  Disponer las rodajas de piña encima y decorar con las cerezas.

pineapple upside down cake_3172011

Foto: AA

En un bol mezclar la harina, el impulsor y la sal. Tamizar y reservar.

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que formar una crema suave.  Añadir el extracto de vainilla y volver a batir hasta que se integre.  Añadir las yemas de huevo, una cada vez, mezclando bien después de cada adición.  Añadir la mezcla de la harina en 3 veces alternándola con la leche.  Empezar y acabar con la harina.

Batir las claras con el cremor tartaro a punto de nieve.  Con una espátula grande incorporar las claras a la masa del pastel en 2 veces.  Verter la masa en el molde y alisar la superficie.

Hornear durante 45 – 55 minutos.  Retirar del horno y dejar enfriar aproximadamente 10 minutos.  Después pasar una espátula por todo el contorno del molde y entonces invertir el pastel en el plato de servir.

Si puede ser, dejar enfriar del todo antes de zampárselo.

Música para cocinar: http://http://www.youtube.com/watch?v=R6c0P5sWCWg