Mis Nuggets de Pollo – Homenaje al 600

600-05Mi padre tenía un 600.  Como supongo que tenían un 600 la mayoría de los padres de la gente de mi generación.

En él, cabíamos 5 personas, las jaulas de los canarios, la bombona de butano, las maletas de todos, una tienda de campaña enorme, el menaje para un mes, …..

¿Falta mucho papá?, tengo pipi, no molesteis a vuestro padre que está conduciendo, mamaaaaaá dile que pare, me estoy mareando, ¿Falta mucho papá?

seat-600-familia

Y ¿qué acompañaba a las salidas con el 600?  Fácil, la tortilla de patatas, el termo de café y el pollo rebozado.

Pues aquí teneis mi versión vintage de ese manjar viejuno.

NUGGETS DE POLLO

Nuggets de Pollo - Foto AF

Nuggets de Pollo – Foto AF

Ingredientes:

1 pechuga de pollo

harina

comino, pimentón picante, pimienta, sal, curry (una cucharadita de cada)

huevo

buttermilk (o leche)

almendras – o pan rallado – para rebozar

Preparación:

En un bol, mezclar la harina con las especies.  En otro bol, batir el huevo con el buttermilk.

Picar las almendras peladas pero con cuidado de no hacer una harina.  Han de quedar gruesas.

Precalentar el horno a 200º.

Cortar la pechuga en trozos (no muy pequeños – no muy grandes).  Salar.

Pasar los trozos de pollo primero por la harina, después por el huevo batido y por último por la almendra picada.

Disponer los trozos de pollo rebozado en una bandeja para el horno cubierta de papel parafinado y hornear 15 – 20 minutos hasta que el pollo esté doradito.  Sabe igual de bien, si en vez de hornear los nuggets se frien en aceite caliente.

Nuggets y chutney: mejor que las pipas (foto AF)

Nuggets y chutney: mejor que las pipas (foto AF)

Y para morirse del gusto, mojar los nuggets en este chutney de melocotón

Música para cocinar: Gladys Knight – Midnight Train to Georgia

Anuncios

Cazuela de Rape – Receta Serie Negra Pepe Carvalho

Tranquilícese, que no abofeteo muy bien a estas horas de la noche

Tranquilícese, que no abofeteo muy bien a estas horas de la noche

Manuel Vázquez Montalbán, creo al personaje Pepe Carvalho: investigador privado, ex comunista, ex agente de la CIA, descreido de todo y de todos, que quema libros en la chimenea de su casa de Vallvidrera como terapia.  Pero sobre todo un gourmet y un goumand.

En Tatuaje – la segunda entrega de la serie que acabo de reeler hace unos días – encontramos una oda al pa amb tomaquet “maravilla imaginativa que supera en simplicidad y sabor a la pizza de tomate” .  Una ruta gastronómica por Amsterdam y Roterdam “el repertorio gastronómico piscícola de los holandeses casi termina en las excelentes tapas de pescados crudos encebollados”; se mencionan varios restaurantes como el Quo Vadis y por supuesto el mercado de La Boquería.

De este libro saqué la inspiración (casi copia) de la receta de Cazuela de Rape que nos comimos el Domingo pasado.

NOTA: Con la relectura de Tatuaje también he vuelto a recordar como era mi Barcelona en 1975, donde se podía callejear por el Raval sin tropezar con turistas, comprar sin agobios en La Boquería, ver animales en Las Ramblas y adentrarte por el Chino con la sensación de estar jugando con fuego.

CAZUELA DE RAPE

Cazuela de rape - Foto AA

Cazuela de rape – Foto AA

Ingredientes: (2 personas)

Para el fumet:

1 cebolla

1 puerro

1 tomate

media cabeza de rape

5 gr de pasta de ñora (o una ñora)

Aceite – sal – 3 granos de pimienta blanca – Agua mineral

Para la cazuela

6 trozos de rape

200 gr de gambas

1 cebolla

1 tomate pelado y sin pepitas

5 gr de pasta de ñora (o 1 ñora seca)

Preparación:

Empezar haciendo el fumet.  Descabezar y pelar las gambas. Poner una olla al fuego con un poco de aceite y sofreir la cebolla y el puerro cortados en trozos.  Añadir la pasta de ñora, la cabeza de rape, las cabezas y cácaras de las gambas y el tomate.  Sofreir unos minutos.  Incorporar el agua, los granos de pimienta y salar ligeramente. Dejar hervir a fuego medio unos 20 minutos.

Mientras se hace el fumet, preparar el sofrito.

Cortar la cebolla bien fina.  Pelar, despepitar y cortar en trocitos pequeños el tomate.

Poner una cazuela (mejor de barro) al fuego con un poco de aceite.  Añadir la cebolla, salar y dejar hacer a fuego lento.  Cuando esté a punto incorporar el tomate y la ñora.  Dejar sofreir hasta que tenga una consistencia brillante y espesa.  En ese momento agregar las gambas peladas y el rape.  Dejar que tome color y añadir un par de cazos de caldo.  Dejar cocer todo junto 10 minutos.

Nota: Esta cazuela se puede convertir en plato único si se le añaden unas patatas al guisado.

Música para cocinar: Tatuaje – Conchita Piquer

Los Magos nunca explican el Truco

1948magia

Y yo añado a la categoría de los que no lo explican todo a los que cocinan.  Si, te pasan la receta pero siempre se guardan aquel truquito, aquella pizquita de, ese chorrito de ….

Esto es lo que yo pensaba ayer mientras cenaba con mis amigos del cole.

amigoMe dijeron que si pasaría la receta de las Mandonguilles amb Sipia que llevé, y yo dije por supuesto, no faltaría más.

La primera en la frente: No tengo la receta escrita, este plato lo llevo haciendo años y creo que cada vez que lo hago improviso alguna cosa o le añado algo diferente ….

Ayer la hice así

SIPIA AMB MANDONGUILLES

Ingredientes:

600 gr de sepia

300 gr de carne picada de ternera

200 gr de carne picada de cerdo

1 cebolla mediana

1/2 tomate

250 gr de guisantes

1 chorrito de coñac

Aceite, sal, pimienta, nuez moscada, 1 huevo, miga de pan

Una picada de almendras, avellanas y perejil

Fumet ligero de pescado o agua

Preparación:

Aviso de antemano, es un plato laborioso pero que es éxito asegurado.

En un bol, mezclar las carnes, sazonar con sal, pimienta y nuez moscada.  Añadir el huevo batido y la miga de pan (mejor si es pan del día anterior).  Se puede sustituir la miga de pan por un poco de pan rallado.  Mezclar bien hasta que todo esté bien integrado y dejar reposar tapado con film en la nevera una media hora.

Cortar la sepia en trozos cuadrados guardando las “salsas” (esa especie de bolsita de color marrón al lado de la tinta).  Reservar.

Pelar el tomate, quitarle las semillas y picar pequeñito.  Picar la cebolla en trocitos pequeños.

Con la carne, hacer albóndigas (a mi particularmente me gustan pequeñitas) y freir en una sarten con abundante aceite.  Reservar.

Colar el aceite en una cazuela de barro y poner al fuego.  Añadir la sepia y freirla hasta que empiece a estar doradita.  Retirar y reservar junto con las albondigas.

En ese mismo aceite, hacer sofrito con la cebolla y el tomate.  Primero sofreir la cebolla con un poquito de sal.  Cuando esté casi hecha, incorporar el chorrito de coñac.  Remover y dejar que se evapore el alcohol.  En este momento añadir el tomate y dejar que se acabe de hacer el sofrito.

Añadir entonces las albóndigas y la sepia.  Cubrir con el fumet, incorporar los guisantes y el contenido de la salsa, remover y dejan cocer a fuego medio unos 20 minutos.  Comprobar de sal y agregar la picada. Cocer unos 10 minutos más.

Este plato está mejor de un día para otro.

Música para cocinar: Bright side of the Road – Van Morrison