El que busca amigos sin defectos se queda sin amigos

amigos_trabajo

“El que busca amigos sin defectos se queda sin amigos”.  Esto fue lo que me dijo mi madre el otro día y la frasecita se me ha quedado grabada en la amigdala desde entonces.

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro, así que yo debo ser como el Rey Midas en versión siglo XX y femenina.  Está Enrique que ha sido el único capaz de que me lea – y disfrute – de un libro de esos llamados de auto-ayuda, está Josep que tiene la habilidad de hacerte disfrutar con cualquier cosa, por supuesto Isabel tan diferente a mi pero tan próxima.  Y que decir de Susu con esas ganas de vivir contagiosas o Josep María que confiesa que su pasión es enseñar.  Rafel tiene la virtud de hacerme reir en cualquier momento y Georgia me provoca a ser mejor persona.  Enric es mi alter ego travieso, Miquel el prudente y mi Carmeta el gamberro.  Mis 2 Joans, uno de muy lejos otro que era la vida concentrada ….

imagenes-de-facebook-para-amigos6

Y como es de buen nacido ser agradecido, he pensado en dedicar este post a todos ellos (a los que he puesto nombre propio y a los que me guardo en mi corazón) para que podamos seguir disfrutando de esto tan raro que se llama amistad.

CAKE DE MANDARINA Y PISTACHOS

ImagenFoto: AA

Ingredientes: 

225 gr. de harina

175 gr. de azúcar

40 gr. de pasas sultanas

50 gr. de pistachos pelados y picados

3 mandarinas

125 gr. de yogur natural

75 gr. de mantequilla

2 huevos

2 cucharadas de miel

10 gr. de impulsor

1 cucharadita de sal

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.

Derretir la mantequilla y dejar que se temple. Rallar dos de las mandarinas y reservar la ralladura.

Untar con mantequilla el molde de horno y forrarlo de papel sulfurizado.

Mezclar todos los elementos secos (harina, levadura, azúcar, pasas, ralladura de mandarina, sal y casi todos los pistachos, reservando unos pocos para decorar).

Batir ligeramente los huevos y mezclarlos con el yogur y la mantequilla. Agregarlos a la harina y mezclar con una espátula hasta obtener una masa homogénea. Verterla en el molde y hornear unos 40-45 minutos.

Mientras, exprimir las mandarinas y mezclar el zumo con la miel en un cazo pequeño. Ponerlo a hervir suave hasta que reduzca a un poco menos de la mitad y quede un almíbar ligero.

Sacar el bizcocho del horno comprobando primero que está hecho pinchándolo en el centro con un palillo (si sale seco quiere decir que está).  Sin sacarlo del molde hacer varias incisiones por la superficie del bizcocho y mojarlo con el almíbar caliente.  Decorar con los pistachos reservados. Desmoldar cuando esté templado.

Música para cocinar: 

Tatín de Plátano o sea Platatín

Se pongan como se pongan, el mejor postre del mundo mundial es la Tatin de Manzana.  Y ha de servirse tibio, acompañado de una bola de un buen helado de vainilla, para que se vaya deshaciendo con el calorcito de la tarta.  Abres la boca, trocito de manzana caramelizada acompañada de un trocito de masa quebrada crujiente y empujada con el helado a medio derretir, y ves el cielo en colores.

Es una tarta al revés, y dicen que el invento fue debido a un error de las hermanas Tatin que regentaban un hotel llamado Tatin.  Según cuenta la leyenda un despiste de una de las hermanas hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y para no desperdiciarlas le pusieron la pasta encima y la hornearon, dándole la vuelta a la hora de servirla.

PLATATIN

tatin platano_1622013

Foto AA

O lo que es lo mismo, utilizar la técnica de tarta al revés, sustituyendo las manzanas por plátanos (de Canarias oiga).  Sencillo, vistoso y rico.

Ingredientes:

1 lámina pasta de hojaldre

4 – 6 plátanos (según el tamaño del plátano y del molde)

50 gr pasas de Corinto

el zumo1/2 limón

coñac

200 gr azúcar

agua

1 cucharada canela en polvo (opcional)

Preparación:

Poner a macerar las pasas en el coñac durante unas horas (para acelerar la maceración meter las pasas con el coñac unos 30 segundos en el micro-ondas)

Preparar un caramelo dorado con el azúcar, el agua, en el mismo molde que se va a utilizar. Pelar los plátanos y cortarlos primero por la mitad horizontalmente y después en rodajas.

Rociar los plátanos con el zumo de limón y colocarlos sobre el molde caramelizado. Rellenar los huecos con las pasas y espolvorearlo todo con la canela en polvo.

Extender la lámina de pasta de hojaldre y disponerla sobre los plátanos, de modo que cubra todo el molde.

Cocer la tarta en el horno, precalentado a 160º, durante 30 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.

Dejar entibiar la tarta y darle la vuelta sobre un plato.

Música para cocinar: 

Red Velvet Muffins – Que bonito es el amor

¿Soy la única a la que le molesta y marea la profusión de corazones, lacitos, rojos y rosas, anuncios de colonia, díselo con flores y demás martingalas que aparecen hacia el 14 de Febrero?

Es una tradición reciente y según San Wikipedia una de las teorías para el origen de esta fecha es de los países nórdicos que dice que es en estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros.  Ole tu! Y para rematar dice que “en España esta fiesta se empezó a celebrar a mediados del siglo XX, con el motivo de incentivar la compra de regalos. A menudo se dice que esta fiesta la introdujo la cadena de grandes almacenes Galerías Preciados”.

EL_D_A_DE_LOS_ENAMORADOS

Y ya si miras por las webs y los blogs de cocina para buscar “inspiración” lo único que encuentras es lo que sea de San Valentín con su correspondiente forma de corazón que me saca de quicio!  Menos mal que nos queda Biscayenne (gran blog de cocina de la que he sacado muchas ideas) que se ha lanzado a celebrar San Pancetín.  Me encanta!

De todos modos si insistes en celebrar San Valentín aquí dejo una idea

RED VELVET ROSES

Red Velvet Muffins - Foto AA

Red Velvet Muffins – Foto AA

Ingredientes:

250 gr harina

10 gr de impulsor

1,5 gr. de sal

15 gr chocolate en polvo sin azúcar

115 gr de mantequilla a temperatura ambiente

300 gr de azúcar

2 huevos

5 gr. de extracto de vainilla

150 gr. de queso tipo Philadelphia

240 ml yogur

2 cucharadas de colorante rojo

3 gr. de vinagre blanco

3 gr. de bicarbonato

Preparación:

Pre-calentar el horno a 180º y preparar el molde correspondiente (este en forma de rosas es del Lidl y no llegó a los 5€).

Tamizar juntos la harina, la levadura, sal y cacao y reservar.

En un bol batir la mantequilla hasta que esté suave. Añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que conseguir una crema. Añadir los huevos, de uno en uno, batiendo bien después de cada uno. Añadir el extracto de vainilla y batir hasta la masa quede homogénea.

Aparte mezclar el queso con el yogur y el colorante.

Añadir a mano la mezcla de harina y queso, en 3 veces, empezando y acabado con la harina. En una taza pequeña mezclar el vinagre y el bicarbonato. Dejar que la mezcla gasifique y entonces rápidamente añadir a la masa.

Verter la masa en el molde y hornear entre 25 – 30 minutos, o hasta que el palillo salga seco. Dejar enfriar los pasteles en su molde en la rejilla 10 minutos y después solo queda desmoldar hasta que estén completamente fríos.

Música para cocinar: 

Els pecats de Carnaval surten per Tot Sants

El jueves lardero marca el primer día de una semana de desenfreno llamado Carnaval y que acaba el Miércoles de Ceniza.

25amp_quaresmafestes2g

Carnaval es una semana de celebración de la alegría y la transgresión que precede a la Cuaresma y tiene fecha variable ya que está en función de cuando cae la Semana Santa.

Según algunos el origen de su celebración son las fiestas paganas que se realizaban en honor al dios del vino, Baco, las saturnales o las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto. Pero lo que está claro es que las fiestas de Carnaval están íntimamente ligadas al calendario litúrgico cristiano, en oposición a la Cuaresma, y ligadas a las fiestas de invierno “del Nadal al Carnestoltes, set setmanes desinvoltes”

La palabra Carnaval (carnestoltes en catalán) según Joan Amades viene derivada del latín vulgar carnes tollitas, que significa ‘carnes perdidas / prohibidas’, lo cual parece un contrasentido ya que es justamente en esta semana cuando las comidas más tradicionales incorporan el cerdo en grandes proporciones.  También era como se llamaba un muñeco de paja que se colgaba en los balcones de las casas.  La palabra Carnaval está documentada desde el siglo XI.

¿Pero al final que es el Carnestoltes? El Carnaval es la ruptura con el orden establecido durante un periodo concreto de tiempo, que va desde la Navidad a la rigurosidad litúrgica de la Semana Santa. Pone en cuestión las normas, elimina la jerarquía y los privilegios, y rompe con los tabúes. El Carnaval solo respeta su propia ley, que no es otra que la ley de la libertad, tanto individual como colectiva.

Este enfrentamiento entre el seny i la rauxa se simboliza por dos personajes: el rey Carnaval (personaje grueso, bebedor, loco y malhablado) y la vieja Cuaresma (una vieja con siete piernas, que además de ayunar es vegetariana), su eterna enemiga.

Últimamente se ha recuperado la costumbre de hacer y comer el Dijous Gras la Truita de Botifarra, la coca de llardons y la butifarra d’ou.

Y esta es mi aportación a la tradición

TRUITA DE BOTIFARRA

truita butifarra_522103

Foto: AA

Ingredientes:

70 – 100 gr de cansalada (en este caso lleva bacon ahumado)

250 gr de judías blancas cocidas

media butifarra de huevo

4 huevos

sal, pimienta

Preparación:

Poner al fuego una sartén con un poco de aceite y freír la cansalada.  Cuando esté hecha, añadir las judías, salpimentar (en este punto se le puede poner también una cucharada de perejil y ajo deshidratado), y marear unos minutos.

Incorporar la butifarra cortada en rodajas, sofreír el conjunto un par de minutos. Incorporar los huevos batidos y hacer la tortilla.

COCA DE LLARDONS

coca llardons_522013

Foto: AA

Ingredientes:

1 lámina de masa de hojaldre

250 – 300 gr de llardons picados

1 yema de huevo

Azúcar

Piñones

Preparación:

Enharinar la superficie de trabajo y el rodillo para amasar.  Sobre esta harina estirar la lámina de masa de hojaldre.

Espolvorear la superficie con los chicharrones picados.  Doblar en 3 y volver a estirar la masa.  Volver a repetir el proceso (chicharrones – doblar en 3 – estirar) 2 veces más.

Cortar la coca a la medida que se quiera.  Pintar la superficie con la yema de huevo con un poco de leche.  Espolvorear con azúcar y añadir los piñones

Hornear con el horno pre-calentado a 200º (con aire) unos 20 minutos.

Nota: si no se quiere que los piñones cojan este color tostado, dejarlos en remojo un rato antes de utilizarlos.

Música para cocinar: 

Bizcocho de Nata y Aceite de Oliva – Aaaaasucar!

Cuando empecé a hacer bizcochos y postres solo encontrabas en las tiendas el azúcar blanco y el azúcar moreno.  Y éste solo lo vendían en las tiendas de dietética!!!

Unos cuantos años más tarde tengo verdaderos problemas: azúcar bolado, lustre, refinado, de caña, muscovado, demeara, candi, blanquilla, centrífugo, de cortadillo, de pilón …. es una verdadera locura.

Parece una tontería – y mi hermana me definirá de gastro-pija – pero utilizar uno u otro da texturas, sabores y aromas diferentes al mismo bizcocho.

Mi último descubrimiento en cuanto azúcares ha sido la panela.  Abres el paquete y emergen aromas de regaliz, vainilla y clavo.  Es de un color marrón tostado precioso.  Para mi tiene una textura y sabor parecido al azúcar muscovado pero es mucho más barato y es de mejor conservación.  Yo lo compro en coloimport (todo un descubrimiento para comprar ingredientes de pastelería: Negrita – la mejor esencia de vainilla que he probado – leche de coco, purés de fruta, masas para empanadas, especias de toda clase ….).

La panela solo tiene un inconveniente: no se puede utilizar en aquellos bizcochos o postres en los que quieres que quede blanco.

BIZCOCHO DE NATA Y ACEITE DE OLIVA

Bizcocho de Nata y Aceite de Oliva - Foto AA

Bizcocho de Nata y Aceite de Oliva – Foto AA

Ingredientes:

200 gr de nata líquida

200 gr de harina

200 gr de azúcar de panela

150 gramos de aceite de oliva suave

4 huevos

10 gr de impulsor tipo Royal

El zumo de media naranja

Media vaina de vainilla

Preparación:

Raspar la media vaina de vainilla en la nata y dejar macerar una hora.

En bol ponemos los huevos y el azúcar y los batimos enérgicamente hasta conseguir un punto de línea (que al retirar la batidora quede el surco marcado)

Uno a uno, y mientras batimos, ir añadiendo el resto de los ingredientes líquidos, la nata, el aceite y el zumo de naranja.

Agregar entonces poco a poco la harina e impulsor tamizados. Mezclar hasta que la harina esté bien integrada. Dejar reposar la masa unas horas en la nevera. Engrasar el molde y hornear en horno precalentado a 180º.

Una vez hecho, dejar reposar en el molde unos 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Nota: ¿es imprescindible dejar reposar la masa?  Claramente no.  En algún curso de los que he asistido lo recomendaban ya que en teoría suben mejor los bizcochos.

Música para cocinar:  Dedicada a mi cuñado favorito

Un paseo por Madrid, en tiempo de buñuelos

Sabes que es Navidad cuando ves turrones en el súper.  Sabes que es San Juan por los petardos y que es Jueves por que hay paella en los menús del día.

Y como sabes que se acerca la Semana Santa? Pues fácil, empiezas a ver en las panaderías y pastelerías – pero solo los miércoles y los viernes – un cartel que dice Hoy Buñuelos.

¿Por qué en Semana Santa?  ¿Por qué solo los Miércoles y los Viernes? Y si me apetecen en Jueves?  Y la palabra buñuelo, ¿de donde viene?

Según la Real Academia de la Lengua, la palabra buñuelo – del ant. *boño, y este del gót. *buggjo ‘grumo’; cf. cat. bony ‘bulto’ es una fruta de sartén que se hace de masa de harina bien batida y frita en aceite. Cuando se fríe se esponja y sale de varias formas y tamaños.

La tradición de hacer buñuelos según la Wikipedia viene de los judíos sefardíes que  en el siglo X para celebrar la Janucá elaboraban unos bollos fritos con harina de trigo que denominan bimuelos.  Según otras fuentes, es una receta de tradición mozárabe.

En la red he encontrado también “Són molt tradicionals els bunyols de vent o caragirats, que són clars i rodons, no en forma d’anell come els de l’Empordà, i que es mengen durant la Quaresma a les comarques de Barcelona. Aquest es troben a les pastisseries tots els dimecres i divendres des de Carnestoltes fins a Pasqua, en les variants “de vent” o “de crema”, que són els bunyols de vent però farcits d’una crema catalana més espessa. Segons el Gremi de Pastissers de Barcelona “el seu origen deu sorgir de la necessitat popular d’endolcir els dies perquè el període quaresmal fos més passatger. A més, el seu aspecte és sobri, lluny de la fastuositat del tortell o de la Mona de Pàsqua.”

Para saber más sobre el tema sugiero que miréis en el blog de Olleta de Verdures que tienen varias entradas muy interesantes.

Mi primera aportación a la Cuaresma son estos hechos con unas ramitas de romero que me vendió una gitana en la Avda de la Castellana en Madrid mientras me echaba la buenaventura.

Buñuelos de Romero

bunyols romani_222013

Foto: AA

Ingredientes:

125 ml de leche

2 ramitas de romero

2 huevos

200 gr de harina

20 gr de azúcar

8 gr de impulsor tipo Royal

Azúcar y romero seco picado para rebozar

Preparación:

Calentar la leche y cuando esté a punto de ebullición, apartar del fuego y poner las ramas de romero. Tapar, dejar infusionar  hasta que la leche se enfríe.

Batir bien los huevos con el azúcar, añadir la leche fría y colada, y por fin la harina y el impulsor previamente tamizada, hasta tener una crema fina. Tapar y dejar reposar en la nevera al menos 30 min.

Poner a calentar a fuego medio-alto abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente, ir  poniendo la masa con una cuchara, intentando que queden en forma de bolitas.  En principio ellos solos se darán la vuelta cuando estén dorados por un lado. Es conveniente no poner demasiados juntos, para que no se enganchen entre ellos. Si vemos que algunos no giran, ayudarlos con una espumadera.

Una vez dorados, los colocamos en un plato cubierto con papel absorbente y después los rebozamos por azúcar y romero picado.

Música para cocinar: