Ensaladilla Rusa con Mayonesa de Trufa – La Tapa por excelencia

 

Mi primo Brad Pittov

Mi primo Brad Pittov

Mi fe en Wikipedia  bajó a límites insospechados cuando vi en su entrada que la Ensaladilla Rusa tenía sus raices en precisamente Rusia.  Si, ya te vale Wikipedia, que yo también vi aquello de mucho ruso en Rusia, muy buena la ensaladilla rusa …

¿Cómo va a ser rusa si sale en el libro de Manel Guirado “101 Plats de la Cuina Catalana que has de Tastar”?

Pues resulta que es verdad – a no ser que los de Gastronosfera  se hayan inspirado también en San Internet :-).

Para mi es la tapa por excelencia.  Quizá la más fácil de hacer y la más difícil de encontrar buena en estos bares de Dios.

La que nos comimos ayer está inspirada en una que probe en el Teleferic  (uno de los mejores restaurantes de tapas que he probado ultimamente).

ENSALADILLA RUSA CON MAYONESA DE TRUFA

Ensaladilla Rusa con mayonesa de trufa

Ensaladilla Rusa con mayonesa de trufa

Ingredientes (las cantidades a ojo):

Patata

Zanahoria

Guisantes (frescos o congelados)

Judia tierna

Atún en aceite

Pimiento morrón

Aceitunas rellenas de anchoa

Huevo duro

Lomos de anchoa

Tomates secos en aceite

Pepinillos

medio bote de mayonesa Hellmans pequeño

40 ml de aceite de aceite con boletus edulis La Chinata

1 latita de trufa

Aceite – Vinagre

Preparación:

Lavar las patatas y las verduras.  Hervir en un cazo las patatas y la zanahoria y en otra las judias tiernas y los guisantes.  Dependiendo del tamaño de las patatas y zanahorias estarán listas en unos 20 – 30 minutos.  Para las judias con 15 minutos es suficiente. Cuando estén listas escurrir y reservar.  Mientras, en un cazo pequeño cocer los huevos.

Cuando las patatas estén tibias, pelar y cortar a taquitos.  Hacer lo mismo con las zanahorias y las judias tiernas.

En un bol grande, poner las patatas, aliñar con un chorrito de aceite, y añadirle la zanahoria, la judia tierna, los guisantes y los huevos rallados (se puede incorporar solo la clara y guardar la yema para decoración pero a mi me gusta más así).

Cortar el pimiento, las anchoas, los pepinillos y los tomates en trocitos pequeños. Filetear las aceitunas. Ir añadiendo al bol todos estos ingredientes.  Por último incorporar el atún escurrido y desmigado.  Mezclar con cuidado.

Aparte, batir la mayonesa con el aceite de boletus.  Incorporarle la trufa rallada.

Mezclar con suavidad la mayonesa aromatizada con la ensaladilla.  Guardar en la nevera hasta la hora de servir acompañada de unas “regañás” o unos picos.

Ensaladilla Rusa con Mayonesa de Trufa - Foto AA

Ensaladilla Rusa con Mayonesa de Trufa – Foto AA

 

NOTA: En el caso de que no seas una friki de la salmonela como yo, hacer la mayonesa tradicional sustituyendo parte del aceite por el aceite de boletus.  Y si tienes prisa puedes ahorrarte todo el proceso de lavar, cocer y cortar las verduras comprando un paquete de ensaladilla congelada.

Música para cocinar: Relax – Frankie Goes to Hollywood

Anuncios

Brownie de Avellanas – Tapas dulces

 

Sabrosa tapa de copa de vino

Sabrosa tapa de copa de vino

Paco Roncero, en su libro Tapas en Estado Puro dice que <En España, salir a tomar unas tapas es una forma de vida>  y Ferrán Adrià dice que el concepto de tapa tendría que alcanzar en el mundo la misma repercusion que han alcanzado internacionalmente la pizza o el sushi.

Aunque el concepto de tapa ha evolucionado mucho.  La cultura popular (y no tan popular) atribuye el nacimiento de la “tapa” a la manera que tenían mesones y fondas de tapar las jarras de vino con algún tipo de alimento para que no entraran en ellas bichos ni otras cosas indeseables.  También he leido que fue una disposición de Alfonso X que ordenó que no se despachase vino si no era acompañado de comida.  Quizá fuera simplemente una técnica de marketing de los taberneros avispados que además de tener una cortesía con sus clientes, el punto de sal de lo servido para comer incitara a un mayor consumo de líquidos 🙂

Ahora, una tapa es sinónimo de cocina en miniatura.  Es la manera que a mi más me gusta comer: sabores potentes en pequeñas raciones, sin orden establecido, caliente y frio, combinando un buñuelo con un pincho de queso fresco con membrillo.  Sin jerarquías, sin formalismos.

Algunos de mis compinches de tapeo

Algunos de mis compinches de tapeo

Y entonces la pregunta ¿puede ser un dulce, un postre, considerado una tapa?  Si volvemos a las definiciones y etiquetamos tapa como una ración pequeña de un alimento, potente de sabor pensada para estimular los sentidos y preparar el cuerpo para otras delicias, no veo porque no.

Para saber más las Tapas

wikipedia
El mundo de las Tapas
Gastronosfera

NOTA: Con esta receta participo en el reto de Memories d’una Cuinera de este mes.  A ver si aceptan pulpo como animal de compañía 🙂

MINI BROWNIE DE AVELLANAS

Brownie de Avellanas - Foto A

Brownie de Avellanas – Foto AA

– Esta receta está basada en la que me la pasó la Chef de Postres de Mas Albons

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla

200 gr. de chocolate negro

100 gr. de azúcar moreno

3 huevos

75 gr. de harina

80 gr. de avellanas tostadas

5 gr. de impulsor

Preparación:

Fundir el chocolate y la mantequilla. Añadir el azúcar y batir.

Batir ligeramente los huevos como si fuera para tortilla y añadirlos a la masa anterior . Mezclar bien.

Añadir después la harina y el impulsor previamente mezclados y tamizados.  Picar groseramente las avellanas e incorporar.

Preparar los moldes (encamisar en el caso de que sean metálicos – engrasar ligeramente si son de silicona) y hornear a 200º entre 10 y 15 minutos.

Importante para los brownies: están a punto cuando al hacer la prueba del palillo, éste sale un poco sucia (debe quedar un poco crudo).

Música para cocinar: Al Calor de un Amor en un Bar – Gabinete Caligari