Hojaldres con Piña – ¿Costillas?

Me gusta presumir de que lo hago todo en casa: el pan, el azúcar lustre, la masa de las pizzas ….

Solo hay una cosa que se resiste – la masa de hojaldre.  He ido a varios cursos, talleres, presentaciones y siempre llego a la misma conclusión “esto no es para mi”.  Así que la compro hecha porque aunque soy consciente de que no es lo mismo me ahorro trabajo y disgustos.

Por lo que con cariño se lo digo señores de La Cocinera: o encuentro masa de hojaldre en formato cuadrado en mi super de referencia o les tendré que ser infiel de manera definitiva.  He dicho.

La Fonda Deza se enfada

La Fonda Deza se enfada

Pataleta aparte, esta semana he aprendido que mis hojaldres rellenos de cabello de angel en Murcia se les llama Costillas  .

Pues esta es una variación sobre el tema de las costillas – las dulces claro.

HOJALDRES RELLENOS DE PIÑA – Costillas de Piña

Hojaldres rellenos de piña - Foto AA

Hojaldres rellenos de piña – Foto AA

1 Lámina de hojaldre

media piña natural

40 gr de azúcar lustre

media vaina de vainilla

30 gr de mantequilla

50 gr de Cointreau

Preparación:

Primero hacer la compota de piña.

Pelar y quitar la parte dura del centro de la piña.  Cortar la pulpa en trocitos pequeñitos y ponerlos en un bol.  Cortar la vaina de vainilla por la mitad y sacar las semillas.  Añadirlas a la piña troceada. Añadir el azúcar lustre, rociar con el Cointreau y dejar macerar unos 15 minutos.

En un cazo, calentar la mantequilla – con cuidado de que no se queme – e incorporar la piña macerada.  Dejar a fuego suave unos 20 minutos.  Se hará una compota muy aromática pero los trocitos de piña continuarán teniendo una consistencia firme. Dejar templar.

Poner la plancha de hojaldre sobre una placa de horno cubierta con papel parafinado.  Marcarla ligeramente por la mitad.  Pinchar con un tenedor la superficie de la lámina de hojaldre.  Marcar unos rectángulos del tamaño que se quiera (sin llegar a cortar la masa del todo).  Repartir la compota de piña sobre los rectángulos dejando aprox medio centímetro sin subrir sobre las marcas.  Pintar con huevo batido el perímetro del rectángulo así como todas las marcas de los rectángulos más pequeños.

Cubrir con la otra mitad y presionar por todas las juntas donde no haya compota.  Pintar toda la superficie con huevo.  Espolvorear por encima con azúcar y los piñones (presionar ligeramente para que queden pegados y no se caigan).  Cortar los rectángulos sin acabar de separarlos.

Hornear a 210º unos 20 minutos aproximadamente. Sacarlos del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

NOTA: Para que no se os quemen los piñones, como me pasó a mi con estos, dejarlos en remojo con agua un ratito (con 10 minutos es suficiente)

Música para cocinar: You Make me Feel – Sylvester

Tarta de Manzana Assumpta

images

Sencilla y a la vez compleja, sabrosa, dulce, potente, suave, con matices misteriosos, fresca, crujiente, alegre, hogareña, cálida, fiable, juguetona en el paladar.  Así es esta tarta de manzana.  Y así es mi querida Assumpta.

La comida te produce sensaciones y estas sensaciones te remiten a momentos y personas.  Esta es la primera de las entradas que haré dedicadas a esas personas que me hacen ser mejor.

TARTA DE MANZANA

tarta de manzana_2512014Foto: AA

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre

500 ml de crema pastelera

2 manzanas golden

azúcar moreno para espolvorear

El zumo de un limón

mantequilla

1 huevo

Preparación:

Empezar primero haciendo la crema.  Ha de estar fria para el montaje de la tarta.

Para ésta en concreto, utilicé la siguiente receta Crema Pastelera

Mientras se enfría la crema, pelar, descorazonar y partir por la mitad las 2 manzanas.  Cortar en láminas finas y dejar en agua fria con el zumo de limón para que no se oxiden.

Precalentar el horno a 210º

Extender ligeramente la lámina de hojaldre sobre el marmol enharinado, primero con los dedos y después con unos ligeros toques con el rodillo.  Humedecer con huevo batido los bordes y a continuación doblar hacia arriba un centímetro de cada lado del hojaldre. Presionar con los dedos para que se pegue bien. Volver a pintar con huevo todos los bordes.

Forrar con papel de horno una bandeja plana y poner encima el hojaldre.  Pinchar la base un poco con un tenedor.  Poner encima la crema pastelera.

Escurrir y secar las láminas de manzana.  Disponerlas encima de la crema.  Espolvorear con el azúcar moreno y poner unos trocitos de mantequilla encima.

Meter el hojaldre en el horno, bajar la temperatura a 200º y hornear unos 20 minutos o hasta que los bordes de la tarta estén dorados.

Cuando esté tibia pincelar con mermelada de albaricoque rebajada con un poco de agua.

Música para cocinar: Se me olvidó que te olvidé – Dieigo El Cigala & Bebo Valdés

Empujones

Jerk_Penguin

Hay veces en la vida que solo te falta que te den un pequeño empujoncito para atreverte a hacer cosas nuevas.  Algunos de estos empujones los ves venir y los agradeces sonriendo y en otras ocasiones cuando acabas el salto lo único que se te ocurre decir es “pa vernos matau”.

Si lo que te hace falta para atreverte con el hojaldre es una receta fácil, aquí tienes mi empujón.

TRENZAS DE HOJALDRE

Trenzas de hojaldre_1112014Foto: AA

Ingredientes:

2 láminas de hojaldre rectangulares

Azúcar moreno

Mantequilla derretida

– Para dar brillo: 2 cucharadas de miel disuelta con un poco de agua

Preparación:

Forrar con papel para horno una bandeja de horno.

En otra hoja de papel de horno poner una de las láminas de hojaldre, no hace falta extenderla. Con un pincel, pintarla con mantequilla derretida y espolvorear por encima la cantidad de azúcar moreno que queramos, hay que poner por toda la lámina de hojaldre. Disponer por encima que encaje la otra lámina de hojaldre haciendo coincidan bien. Apretar un poco con los dedos para que queden bien selladas.

Con un cuchillo bien afilado hacer cortes de un cm o poco más y después a lo largo en tres veces. Coger cada tira y girarla entre si haciendo una trenza.

Poner las tiras en una bandeja de horno forrada con papel de horno.

Pintar de nuevo por encima con mantequilla fundida y espolvorear  con un poco más de azúcar.

Con el horno precalentado a 180ºC, hornear alrededor de 12-15 minutos.  Cuando empiecen a coger color, abrir el horno y pulverizar con agua y miel. Dejar que acaben de dorarse y sacar del horno.

Poner en una rejilla a enfriar y cuando estén frías  volver a pulverizar de nuevo para dar brillo de acabado.

Música para cocinar: Born to be wild – Steppenwolf