¿Un Regalo?

 

Los Reyes Magos me han traído este año un blog – compartido con mi madre, mi hermana y mi sobrina –  3 generaciones de cocineras, manitas y artistas.

Y que se dice cuando te hacen un regalo?  fácil: gracias.

Y si el regalo te lo hace tu cuñado?  También, las normas de educación establecidas dicen que hay que dar las gracias aunque el regalo sea de tu cuñado favorito.

Y si el regalo es de tu cuñado, compartido con 3 más y es un blog? Pues ya no hay duda, se salta de alegría y se le dan muchos besos porque se ha atrevido a hacer lo que llevas 3 años pensando en hacer y nunca encuentras tiempo.

Hoy es 6 de Enero y como desde hace muchos años, los Reyes los celebramos en casa de mi hermana. De aperitivo, mi sobrina ha hecho un guacamole perfecto – un bol con cilantro y otro sin – Hemos seguido con sopa de galets, albóndigas con sepia y crema catalana de postre.

Y para rematar Roscón de Reyes hecho en casa: con sus Reyes (es que había 2 porque tengo 2 sobrinos) y su fava como manda la tradición y acompañado con trufa y nata montada.  Si, acompañado y no relleno.  Para que ponerle natazas y grasuzas varias cuando por si solo el bollo está delicioso.

tortell reis_612013

Foto: Aina F

Hacer el Roscón en casa, lleva su tiempo y pide una alta dosis de paciencia pero el resultado vale el esfuerzo.

Yo el que hago, sigue la receta de Iván Yarza.

Ingredientes:

Para el prefermento:

90 g de harina de fuerza

50 g de leche

2 g de levadura fresca

Para la masa

110 g de leche

340 g de harina de fuerza

110 g de azúcar

15 g de levadura fresca

2 huevos (tamaño L – 130 – 145 gr)

2 cucharaditas pequeñas de aroma de azahar (10 ml)

60 g de mantequilla

La ralladura de un limón o naranja o lima

Una pizca de sal

3 cucharaditas de ron (opcional) – 15 ml

frutas escarchadas / almendras / piñones / azúcar para la decoración

Huevo batido

2 ramitas de canela, piel de limón y naranja para infusionar con la leche

1 figurita de rey, 1 fava, 1 corona de papel

Tortell reis 2_612013

Foto: Aina F

Preparación:

  1. Primero hay que preparar el fermento previo.  Para ello, mezclar bien los ingredientes – primero con una cuchara de madera y después con las manos – hacer una bola y dejar reposar 3 horas a temperatura ambiente (en la cocina está bien).

Este paso se puede hacer el día antes y entonces hay que dejarlo tapado con film en la nevera.

  1. Una vez levado el pre-fermento se puede empezar a preparar el roscón.
  2. Colocar en un cazo la piel de naranja y limón y la canela junto a la leche. Cuando llegue a hervir, dejar infusionar tapado unos minutos. Incorporar  el ron y el aroma de azahar a la leche. Apartar y dejar enfriar tapado.
  3. En un cuenco poner la harina. Deshacer la levadura por encima. Incorporar el azúcar, la ralladura de naranja, una pizquita de sal y el prefermento, que lo hacemos cachitos con los dedos previamente. Mezclar bien.
  4. Añadir los huevos y la leche infusionada y colada. Amasar  bien (unos 5 – 10 minutos si se hace a mano).
  5. Incorporar la mantequilla. Amasar de nuevo hasta que quede una masa lisa, elástica y un poco pegajosa.  Para trabajar bien la masa, untarse las manos y el lugar de trabajo con un poco de aceite de oliva suave (o de girasol).
  6. Poner la masa en un bol ligeramente untado con aceite suave y darle un primer fermentado: la masa debe doblar el volumen.  Puede ser un par de horas, según la temperatura de la cocina y la calidad de la levadura.
  7. Cuando la masa haya doblado, hay que darle un segundo fermentado: Sacar la masa del bol, dejar sobre la superficie de trabajo y darle un pequeño amasado para quitarle un poquito del gas antes de darle forma al roscón, ayudados con el mínimo de harina necesario. Dejar reposar 15 minutos.
  8. Después del reposo, coger la masa y hacerle un agujero en medio e ir dándole forma de roscón estirando la masa poco a poco. Esconder entre la masa la figura del rey y la “fava” envuelta en papel de plata
  9. Ya estirado, colocarlo sobre un papel de horno y pincelar con huevo. Dejar reposar hasta que vuelva a doblar el volumen.
  • Pintar con huevo otra vez y decorar al gusto.
  • Pre-calentar  el horno a 220 º (arriba y abajo pero sin aire) y hornear el roscón durante unos 15-18 minutos.

Lo dicho, hay que tener paciencia y un poco de perseverancia: el resultado vale la pena!

 Tortell reis 3_612013

Foto: Aina F

Notas: la harina de fuerza, la levadura, la fruta confitada y el agua de azahar se pueden encontrar sin problemas en Mercadona

Anuncios