Brownie de Avellanas – Tapas dulces

 

Sabrosa tapa de copa de vino

Sabrosa tapa de copa de vino

Paco Roncero, en su libro Tapas en Estado Puro dice que <En España, salir a tomar unas tapas es una forma de vida>  y Ferrán Adrià dice que el concepto de tapa tendría que alcanzar en el mundo la misma repercusion que han alcanzado internacionalmente la pizza o el sushi.

Aunque el concepto de tapa ha evolucionado mucho.  La cultura popular (y no tan popular) atribuye el nacimiento de la “tapa” a la manera que tenían mesones y fondas de tapar las jarras de vino con algún tipo de alimento para que no entraran en ellas bichos ni otras cosas indeseables.  También he leido que fue una disposición de Alfonso X que ordenó que no se despachase vino si no era acompañado de comida.  Quizá fuera simplemente una técnica de marketing de los taberneros avispados que además de tener una cortesía con sus clientes, el punto de sal de lo servido para comer incitara a un mayor consumo de líquidos 🙂

Ahora, una tapa es sinónimo de cocina en miniatura.  Es la manera que a mi más me gusta comer: sabores potentes en pequeñas raciones, sin orden establecido, caliente y frio, combinando un buñuelo con un pincho de queso fresco con membrillo.  Sin jerarquías, sin formalismos.

Algunos de mis compinches de tapeo

Algunos de mis compinches de tapeo

Y entonces la pregunta ¿puede ser un dulce, un postre, considerado una tapa?  Si volvemos a las definiciones y etiquetamos tapa como una ración pequeña de un alimento, potente de sabor pensada para estimular los sentidos y preparar el cuerpo para otras delicias, no veo porque no.

Para saber más las Tapas

wikipedia
El mundo de las Tapas
Gastronosfera

NOTA: Con esta receta participo en el reto de Memories d’una Cuinera de este mes.  A ver si aceptan pulpo como animal de compañía 🙂

MINI BROWNIE DE AVELLANAS

Brownie de Avellanas - Foto A

Brownie de Avellanas – Foto AA

– Esta receta está basada en la que me la pasó la Chef de Postres de Mas Albons

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla

200 gr. de chocolate negro

100 gr. de azúcar moreno

3 huevos

75 gr. de harina

80 gr. de avellanas tostadas

5 gr. de impulsor

Preparación:

Fundir el chocolate y la mantequilla. Añadir el azúcar y batir.

Batir ligeramente los huevos como si fuera para tortilla y añadirlos a la masa anterior . Mezclar bien.

Añadir después la harina y el impulsor previamente mezclados y tamizados.  Picar groseramente las avellanas e incorporar.

Preparar los moldes (encamisar en el caso de que sean metálicos – engrasar ligeramente si son de silicona) y hornear a 200º entre 10 y 15 minutos.

Importante para los brownies: están a punto cuando al hacer la prueba del palillo, éste sale un poco sucia (debe quedar un poco crudo).

Música para cocinar: Al Calor de un Amor en un Bar – Gabinete Caligari

Anuncios

Bombones Rojos de Chocolate Blanco – One more stupid love song I’ll be sick

 

1valentines_day_sucks1No me gusta el día de San Valentín, como tampoco me gusta el día de la Madre o el día de la Mujer Trabajadora.

Miras por la red y lo único que encuentras son galletitas en forma de corazón, pastelitos y bizcochitos, ositos, platitos … Dios que empacho!

Así que esta será la única licencia de color rosa y con forma de corazón que se permitirá a la Fonda.  Tanta ñoñería empalaga.

Bombones Rojos de Chocolate Blanco

bombons vermells_822014Foto AA

Ingredientes:

180 gr chocolate blanco

colorante alimentario rojo

palitos de bambú / molde para bombones

Preparación:

Derretir el chocolate blanco al baño maría.  Una vez desecho añadir el colorante – ir incorporando gota a gota y mezclando bien hasta conseguir el tono de rojo deseado.

Si durante el proceso el chocolate ha bajado mucho de temperatura, volver a poner al baño maría unos segundos.  Sobre todo vigilar que no caiga nada de agua dentro del chocolate.

Una vez obtenido el tono deseado, rellenar con la ayuda de una manga pastelera, los huecos de los moldes.  Dejarlo enfriar un poco y dejar que se asiente totalmente en la nevera.

Desmoldar y comer.

Música para cocinar: Payphone – Maroon 5

Brownies de Plátano – 2 minutos más o menos, ¿que importa?

vuelvo+en+cinco+minutosLo más dificil de hacer Brownies, no es encontrar los ingredientes.  No es la complejidad de la elaboración. No es la cantidad de cacharros a utilizar.

La dificultad radica en el tiempo de cocción.  2 minutos de diferencia separan un Brownie jugoso y lleno de sabores de un cuadrado de cartón piedra.

El origen del Brownie igual que el de la Tarta Tatín, está llena de mitos y leyendas: que si un ama de casa se olvidó de poner levadura en un pastel de chocolate, que si un chef le añadió chocolate fundido a la masa por error ….

Las primeras referencias a los Brownies surgen en Estados Unidos a finales del siglo XIX pasando a ser una elaboración muy popular en ese pais rápidamente. Y según publica la web de Joy of Backing las primeras recetas no llevaban chocolate.

Lo que a mi me gusta de los Brownies es que permiten múltiples variaciones (con chispitas de chocolate, con diferentes frutos secos, con diferentes tipos de azúcar).

Así que aprovechando una receta muy inspirada en el blog de Olleta de Verdures  y unos plátanos en su punto comprados en Mel, Tes i Bolets del  Mercado de Les Corts, en vez de con Coca, la Fonda celebró la Verbena con:

Brownies de Plátano y Nueces de Macadamia

brownies de platano_2652012Foto: AA

Ingredientes:

175 gr de mantequilla

300 gr de azúcar moreno

175 gr de chocolate negro (contra más bueno sea el chocolate mejor sale el Brownie)

125 gr de nueces de macadamia troceadas

3 plátanos maduros

3 huevos batidos

100 gr de harina

5 gr de impulsor

2 cucharadas de cacao en polvo

Preparación:

Cortar el chocolate en trocitos pequeños y junto con la mantequilla, deshacerla al baño maria.  Añadir el azúcar y remover bien.  Añadir el plátano chafado, las nueces de macadamia (las que utilizo son tostadas y ligeramente saladas), los huevos, y por último la harina, el cacao en polvo y el impulsor tamizados.  Mezclar bien con una espátula

Encamisar un molde y hornear en el horno precalentado a 180º entre 30 y 40 minutos. Hacer la prueba del palillo – ha de salir con miguitas pegadas: si sale seco te has pasado de cocción!!!!

Cuando se enfrie, cortar en cuadrados (puede que no queden muy regulares por que el plátano le da mucha humedad al bizcocho) y espolvorear con ázucar lustre y cacao en polvo (opcional)

Música para cocinar: Mungo Jerry – In the Summertime

Las Blancas o las Negras?

Ayer hice uno de esos postres que me encantan.  Son de la categoría “para mongers” como diría mi admirado El Comidista y que por donde van triunfan como la San Miguel.  Además se hacen en un plis plas, se puede aprovechar lo que tengas por casa y le das salida a lo que se te ha quedado rondando por la cocina del lote de Navidad.

La receta de estas Rocas de Chocolate está en multitud de blogs, salía en una ficha de Nestle Postres hecha por Paco Torreblanca e incluso la vi el otro día en el programa De Chocolate de Canal Cocina.

ROCAS DE CHOCOLATE BLANCO Y NEGRO

rocas chocolate_2612013

Foto: AA

Ingredientes:

250 gr. de cobertura de chocolate

50 gr. de cornflakes (o cualquier otro tipo de cereales para el desayuno)

50 gr. de neules (barquillos)

60 gr. de frutos secos (almendras, pistachos, nueces, avellanas, pecanas, anacardos, macadamias …)

Preparación:

Picar los frutos secos en trozos grandecitos.  Poner en un bol y añadir las neules partidas y los cereales.  Mezclar bien.

Trocear la cobertura y fundirla en el microondas o al baño maría

Una vez fundida, añadir la mezcla de cereales y frutos secos.  Con una espátula de silicona, mezclar bien todo el conjunto.

Sobre papel de horno, y con la ayuda de 2 cucharas hacer unos montoncitos de tamaño uniforme.  Dejar enfriar – si se puede – y comer.

En este caso he hecho las de chocolate blanco con pistachos y anacardos y las de chocolate negro con avellanas y almendras tostadas.  Por encima, para decorar – y para darle color y textura como dicen los entendidos –  piqué unas fresas desecadas y unas cortezas de naranja confitada.

Música para cocinar:  al chocolate le gusta 🙂