Y Finalmente …. Mermelada de Fresa y Naranja

Tomate en hieloComo conservar los alimentos ha sido una preocupación desde que el hombre es hombre.  Es todo un reto y a la vez una necesidad.

Métodos de conservación hay muchos: congelar, secar, salar, ahumar, adobar, cubrir con grasas, tapar con ceniza, sumergir en aceite,  … Todos pensados para guardar los alimentos y así poder disponer de ellos durante más tiempo.

Y cuando llega la temporada de primavera – verano el mercado se llena con frutas dulces y tentadoras y que tanto extraño en los largos meses de invierno.

El proceso para hacer una buena mermelada es sencillo: fruta de temporada – madura no pocha – azúcar (antiséptico y conservante) y zumo de limón (antioxidante), combinados en su justa medida, llevados a ebullición hasta adquirir ese punto de viscosidad y de brillo perfecto, para finalmente meter en un pote y gozar.

 MERMELADA DE FRESA Y NARANJA

Mermelada de fresa y naranja - Foto AA

Mermelada de fresa y naranja – Foto AA

Ingredientes:

1 kg de fresas (realmente fresones)

2 naranjas

700 gr de azúcar

El zumo de medio limón

Preparación:

Lavar los fresones, quitarles el rabito, cortar en trozos medianos y poner en un bol grande.

Rallar muy fina la piel de las 2 naranjas.  Exprimirlas y añadir el zumo y la rallura a las fresas cortadas.  Exprimir el limón y también añadir a las fresas.  Incorporar el azúcar.  Remover bien para disolverlo y dejar reposar unas horas removiendo de vez en cuando (mejor toda la noche).  Esta primera parte del proceso hace que la fruta suelte todo su zumo.

Poner la mezcla en una olla de fondo grueso y cocer a fuego medio unos 20 – 30 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que tome la consistencia adecuada.

Envasarla en potes de vidrio previamente escaldados (o puestos en el horno a 200º durante 10 minutos).  Ponerlos en una olla con agua hirviendo durante 15 o 20 minutos.  Dejarlos enfriar boca abajo.  Una vez frios, etiquetarlos.

Música para cocinar: La Primavera – José Mercé

 

Anuncios

Calamares Rellenos – Mi Madre los hace mejor

carmencita_encuadernacionMi madre siempre explica que ella se casó sin saber cocinar.  Y explica que sus primeras croquetas  fueron incomestibles: como no tenía leche fresca se le ocurrió improvisar una bechamel con leche condensada.

Lo poco que se de cocina, lo he aprendido viendola a ella trastear por la cocina y por mucho que lo intento mis riñones al Jerez no dejan de parecer rueditas de plástico con una salsa marronosa, mis lentejas son insípidas y mis albóndigas son como pelotitas de golf curiosas.

Mi último intento han sido unos calamares rellenos.  Estaban buenos, muy buenos, pero … mi madre los hace mejor.

CALAMARES RELLENOS con SETAS

calamars farcits_2192013Foto: AA

Ingredientes:

6 calamares medianos

1 butifarra de setas

250 gr de carne de ternera picada

10 gr de piñones

20 gr de pasas

25 gr de setas secas (moixernons, ceps …)

2 cebollas

2 tomates maduros

1 carquinyoli

2 ajos

20 avellanas

Vino rancio

Aceite de oliva, sal, pimienta

Preparación:

Escaldar las setas secas para hidratarlas

Separar las aletas de los calamares.  Picar las aletas y los tentáculos en trocitos pequeños y reservar.

Mezclar la carne de la butifarra con la carne de ternera.  Sazonar con sal y pimienta.  Añadir los piñones y las pasas. Escurrir las setas e incorporar junto con el calamar picado y mezclar muy bien.

Picar una cebolla y sofreirla a fuego lento.  Cuando esté bien pochada agregar la mezcla de carne y setas.  Subir el fuego y saltear hasta que la carne esté doradita.  Regar con el vino y dejar que éste se evapore.  Retirar del fuego y dejar que se entibie.

Con esta farsa, rellenar los calamares y cerrar con un palillo. Rebozarlos ligeramente con harina.

Calentar un poco de aceite en una cazuela de barro y sofreir los ajos.  Cuando estén hechos, retirar del fuego, pelarlos y reservarlos.  A continuación dorar ligeramente los calamares y reservar.

En el mismo aceite, hacer un sofrito con la cebolla picada y el tomate pelado, despepitado y cortado en trocitos pequeños.

Regar con un buen chorro de vino y remover un par de minutos para que se evapore el vino.  Incorporar los calamares y cubrir con agua (o fumet de pescado).  Dejar que hierva a fuego lento unos 35 – 40 minutos.

5 minutos antes de acabar, añadir una picada hecha con las avellanas, el carquinyoli, y los ajos reservados.

Rectificar de sal si es necesario y ya están listos para servir.

NOTA: Este plato está mejor hecho de un día para otro y es un plato completo si se le acompaña de un poco de arroz basmati o ensalada.

Música para cocinar: Hurts – Better than Love