Brownie de Avellanas – Tapas dulces

 

Sabrosa tapa de copa de vino

Sabrosa tapa de copa de vino

Paco Roncero, en su libro Tapas en Estado Puro dice que <En España, salir a tomar unas tapas es una forma de vida>  y Ferrán Adrià dice que el concepto de tapa tendría que alcanzar en el mundo la misma repercusion que han alcanzado internacionalmente la pizza o el sushi.

Aunque el concepto de tapa ha evolucionado mucho.  La cultura popular (y no tan popular) atribuye el nacimiento de la “tapa” a la manera que tenían mesones y fondas de tapar las jarras de vino con algún tipo de alimento para que no entraran en ellas bichos ni otras cosas indeseables.  También he leido que fue una disposición de Alfonso X que ordenó que no se despachase vino si no era acompañado de comida.  Quizá fuera simplemente una técnica de marketing de los taberneros avispados que además de tener una cortesía con sus clientes, el punto de sal de lo servido para comer incitara a un mayor consumo de líquidos 🙂

Ahora, una tapa es sinónimo de cocina en miniatura.  Es la manera que a mi más me gusta comer: sabores potentes en pequeñas raciones, sin orden establecido, caliente y frio, combinando un buñuelo con un pincho de queso fresco con membrillo.  Sin jerarquías, sin formalismos.

Algunos de mis compinches de tapeo

Algunos de mis compinches de tapeo

Y entonces la pregunta ¿puede ser un dulce, un postre, considerado una tapa?  Si volvemos a las definiciones y etiquetamos tapa como una ración pequeña de un alimento, potente de sabor pensada para estimular los sentidos y preparar el cuerpo para otras delicias, no veo porque no.

Para saber más las Tapas

wikipedia
El mundo de las Tapas
Gastronosfera

NOTA: Con esta receta participo en el reto de Memories d’una Cuinera de este mes.  A ver si aceptan pulpo como animal de compañía 🙂

MINI BROWNIE DE AVELLANAS

Brownie de Avellanas - Foto A

Brownie de Avellanas – Foto AA

– Esta receta está basada en la que me la pasó la Chef de Postres de Mas Albons

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla

200 gr. de chocolate negro

100 gr. de azúcar moreno

3 huevos

75 gr. de harina

80 gr. de avellanas tostadas

5 gr. de impulsor

Preparación:

Fundir el chocolate y la mantequilla. Añadir el azúcar y batir.

Batir ligeramente los huevos como si fuera para tortilla y añadirlos a la masa anterior . Mezclar bien.

Añadir después la harina y el impulsor previamente mezclados y tamizados.  Picar groseramente las avellanas e incorporar.

Preparar los moldes (encamisar en el caso de que sean metálicos – engrasar ligeramente si son de silicona) y hornear a 200º entre 10 y 15 minutos.

Importante para los brownies: están a punto cuando al hacer la prueba del palillo, éste sale un poco sucia (debe quedar un poco crudo).

Música para cocinar: Al Calor de un Amor en un Bar – Gabinete Caligari

Anuncios

Mis Nuggets de Pollo – Homenaje al 600

600-05Mi padre tenía un 600.  Como supongo que tenían un 600 la mayoría de los padres de la gente de mi generación.

En él, cabíamos 5 personas, las jaulas de los canarios, la bombona de butano, las maletas de todos, una tienda de campaña enorme, el menaje para un mes, …..

¿Falta mucho papá?, tengo pipi, no molesteis a vuestro padre que está conduciendo, mamaaaaaá dile que pare, me estoy mareando, ¿Falta mucho papá?

seat-600-familia

Y ¿qué acompañaba a las salidas con el 600?  Fácil, la tortilla de patatas, el termo de café y el pollo rebozado.

Pues aquí teneis mi versión vintage de ese manjar viejuno.

NUGGETS DE POLLO

Nuggets de Pollo - Foto AF

Nuggets de Pollo – Foto AF

Ingredientes:

1 pechuga de pollo

harina

comino, pimentón picante, pimienta, sal, curry (una cucharadita de cada)

huevo

buttermilk (o leche)

almendras – o pan rallado – para rebozar

Preparación:

En un bol, mezclar la harina con las especies.  En otro bol, batir el huevo con el buttermilk.

Picar las almendras peladas pero con cuidado de no hacer una harina.  Han de quedar gruesas.

Precalentar el horno a 200º.

Cortar la pechuga en trozos (no muy pequeños – no muy grandes).  Salar.

Pasar los trozos de pollo primero por la harina, después por el huevo batido y por último por la almendra picada.

Disponer los trozos de pollo rebozado en una bandeja para el horno cubierta de papel parafinado y hornear 15 – 20 minutos hasta que el pollo esté doradito.  Sabe igual de bien, si en vez de hornear los nuggets se frien en aceite caliente.

Nuggets y chutney: mejor que las pipas (foto AF)

Nuggets y chutney: mejor que las pipas (foto AF)

Y para morirse del gusto, mojar los nuggets en este chutney de melocotón

Música para cocinar: Gladys Knight – Midnight Train to Georgia

Crema con su toque de Naranja y Cardamomo

Reducir, Reciclar, Reutilizar

Reducir, Reciclar, Reutilizar

Lo he dicho muchas veces, en esta casa no se tira nada.

Hice unas magdalenas de chocolate blanco en las que  se necesitaban 5 claras, con las 5 yemas hice esta crema y con las cáscaras mi madre ha hecho abono para el limonero.  ¿Se puede aprovechar más un huevo?

Si quieres entender mejor y saber más sobre natillas, cremas y crèmes brûlées no os perdais el excelente artículo de Gastronosfera : información de la buena y recetas sabrosas .

CREMA PASTELERA DE NARANJA Y CARDAMOMO

Crema Pastelera de Naranja y Cardamomo - Foto AA

Crema Pastelera de Naranja y Cardamomo – Foto AA

Ingredientes:

500 gr de leche

La ralladura de una naranja

100 gr de azúcar

5 yemas

30 gr Maicena

10 – 15 vainas de cardamomo verde

Preparación:

Infusionar la leche con la piel de naranja, el cardamomo y el azúcar, sin que llegue a hervir.

Dejar que se enfríe. Una vez fría colar para sacar la naranja y el cardamomo.

Batir las yemas con la maicena y un poco de leche.

Volver a poner a calentar la leche a fuego suave y añadirle la mezcla de huevos y maicena. Sin parar de mover cocer hasta conseguir la textura de crema.

Pasar la crema a un bol y tapar a piel con film hasta que se enfrie.  Reservar en la nevera hasta la hora de comerla.  Se puede servir con azúcar quemado o simplemente espolvoreando un poco de cardamomo en polvo como en este caso.

Música para cocinar: My Girl – Temptations

 

Magdalenas de Chocolate Blanco

 

imagenes_con_frases-63

Por si alguien tiene dudas, el chocolate blanco NO es chocolate.  Es algo dulce elaborado con manteca de cacao, azúcar y leche (en el mejor de los casos).  Y cuando leo en la Wikipedia que es un compuesto realizado por grasa hidropónica con aromatizantes y saborizantes , a mi me coge una especie de angustia vital.

Y toda la angustia vital desaparece cuando me meto entre pecho y espalda estas magdalenas, en las que el ingrediente principal es este chocolate que NO es chocolate.

El yogur de coco le añade un sabor especial a la vez que les da un extra de humedad.  Tal cual están espectaculares pero si hay más ganas de trabajar siempre se pueden decorar con una cobertura de queso, coco y MAS chocolate blanco.

MAGDALENAS DE CHOCOLATE BLANCO

Magdalenas de Chocolate Blanco - Foto AA

Magdalenas de Chocolate Blanco – Foto AA

– Receta adaptada de “The Craft of Baking” – Karen DeMasco

Ingredientes: (de este tamaño salen unas 20 magdalenas)

220 gr de harina

5 gr de impulsor

2,5 gr de sal

170 gr de mantequilla pomada

200 gr de azúcar

5 ml de extracto de vainilla

230 gr de chocolate blanco

125 gr de yogur de coco

5 claras de huevo

Preparación:

Pre-calentar el horno a 180º y preparar los moldes de magdalenas.

Mezclar y tamizar la harina, el impulsor y la sal. Reservar.

En el bol de la batidora, mezclar la mantequilla, el azúcar y el extracto de vainilla a velocidad media hasta obtener una crema suave.

Derretir el chocolate al baño maría y añadir a la crema de mantequilla, sin dejar de batir.  Bajar la velocidad de la batidora y añadir la mezcla de harina con el yogur en tres veces, integrando todo bien antes de añadir la próxima.  Transferir la masa a otro bol.

Batir las claras a punto de nieve suave.  Incorporar las claras a la masa anterior también en tres veces, con movimientos envolventes y con cuidado de que no se bajen.

Llenar los moldes de magdalenas a 3/4 de su capacidad y hornear entre 15 y 20 minutos (prueba del palillo).  Dejar enfriar en los moldes 5 minutos y después transferir a una rejilla para dejarlos enfriar completamente.

– Opcional – una vez frías decorar con una crema de chocolate blanco y queso.

Música para cocinar: You and Me – Disclosure

Croquetas de Gambas – Yo Croqueto, tu croquetas, el croqueta

 

Y esto ¿cómo lo rebozo yo?

Y esto ¿cómo lo rebozo yo?

Gastronosfera, uno de mis blogs de cabecera, le dedicaba el pasado Febrero una nueva entrada al mundo croquetero.  Decían que todo es croquetable.  

Hemos pasado del humilde mundo croqueteril, donde las madres aprovechaban la carne que se ponía en el caldo o las sobras del pollo rustido del domingo, a auténticas creaciones siderales.  Así encuentras croquetas de chipirones en su tinta, de chocolate, de gorgonzola y pera ….

Hacer una croqueta es fácil – al menos de las de comer – porque haciendo una búsqueda resulta que hay algo que hacen los futbolistas que también se llama croqueta, pero yo de éstas no entiendo.

La verdad es que no cuesta nada tener hacer unas croquetitas suaves y cremosas, con sus tropezones de verdad.  Ya se que es más fácil comprar unas de esas congeladas, esas que pone “artesanas y sabrosísimas” en el envase.  Para sabrosísimas éstas en las que para hacer la bechamel incorporo un poco de fumet de pescado para potenciar el sabor.

CROQUETAS DE GAMBAS

Croquetas de Gamas - Foto AF

Croquetas de Gambas – Foto AF

Ingredientes:

– salen unas 20 croquetas (en función del tamaño)

250 gr de gambas peladas y cortadas en daditos

40 gr de harina

40 ml de aceite de oliva suave (puede sustituirse por mantequilla)

1 manojo de ajos tiernos

media cebolla

125 ml de nata

125 ml de fumet de pescado

sal, pimienta, nuez moscada

harina – huevo – pan rallado – aceite para freír

Croquetas de Gambas - Foto AF

Croquetas de Gambas – Foto AF

Preparación:

Picar las gambas a dados pequeños y reservar. Cortar los ajos tiernos a rodajas de 1 – 2 mm. Saltear en aceite de oliva las gambas y añadir los ajos tiernos. Salpimentar y dejar saltear hasta que esté hecho.

Picar muy fina la cebolla y rehogarla en el aceite de oliva hasta que la cebolla esté muy tierna y empiece a estar dorada. Incorporar la harina y remover con una espátula.

Añadir la crema de leche junto con el fumet y mezclar con un batidor de varillas. Remover para que no se formen grumos.

Salpimentar y sazonar con la nuez moscada al gusto. Cocer hasta tener una consistencia espesa. Retirar del fuego y mezclarle las gambas y los ajos tiernos.

Volcar el preparado sobre una bandeja y dejar enfriar 24 horas en la nevera una vez esté frio.

Dar formar a las croquetas, pasarlas por harina, huevo y pan rallado.

Freir en abundante aceite. Escurrir sobre papel de cocina, emplatar y servir.

Música para cocinar: Thé à la Menthe – La Caution

 

Habas a la Catalana – Receta de Temporada

A ver, que quede claro.  Quien cocina bien en mi familia es mi hermana. Le abres la nevera un viernes antes de ir al super y te improvisa unos platillos que te mueres de buenos.

Mi hermana y yo en la cocina

Mi hermana y yo en la cocina

Así que cuando el otro día me envió unas fotos de unas habas, que te las hubieses comido directamente de la pantalla, dije, “pues yo también”.

Una vez más me di cuenta de que no tengo receta escrita de como hago un plato que cae varias veces para comer los domingos mientras dura la temporada.

Armada de paciencia, un papel y un boli en la cocina, esta es la transcripción de como las hago yo.  Quedan espectaculares y sabrosas, pero por si acaso no se las voy a dejar probar a mi hermana que las comparaciones son siempre odiosas. 🙂

HABAS A LA CATALANA

Habas a la Catalana - Foto AA

Habas a la Catalana – Foto AA

Ingredientes:

2 kilos de habas con vaina

1 cebolla

2 tiras de costilla de cerdo cortadas a trozos medianos

100 gr (aprox) de tocino (cansalada) ibérico

2 ramitas de menta fresca

1 vasito de anís del Mono (a veces lo sustituyo por vino rancio)

4 rodajas de butifarra negra

Agua – Aceite de oliva – sal – pimienta

Preparación:

Pelar las habas y reservar.

En una cazuela – mejor de barro – calentar un poco de aceite y a fuego muy lento sofreir la costilla y el tocino.  Cuando esté dorado, añadir la cebolla, salar ligeramente y dejar cocer intentando que no coja color.

Cuando la cebolla esté transparente, añadirle las habas peladas, darle un par de vueltas, añadir el anís y cubrir con un poco de agua (o caldo de verduras).  No hace falta ahogar las habas, solamente cubrir ya que la propia verdura suelta bastante líquido.

Dejar cocer unos 20 minutos (en función del tamaño de las habas) e incorporar las rodajas de butifarra.  Intentar no remover mucho para que no se rompan.  Al cabo de 5 minutos más (comprobar primero que las habas ya estén totalmente cocidas), apagar el fuego y añadir las ramitas de menta.  Rectificar de sal y pimienta si es necesario y dejar reposar tapado unos minutos más antes de servir.

Música para cocinar: These Boots are made for Walkin’ – Nancy Sinatra

Caballa en Escabeche

Escabeche vs encurtido

Escabeche vs encurtido

¿Que es un escabeche? Sencillamente una técnica de conservación de alimentos en vinagre.  Técnicamente es un marinado que consiste  en el precocinado de un producto fresco como el pescado en un caldo hecho con vinagre, aceite, hierbas aromáticas y especias.

Esta técnica de conservación es por lo que dicen las fuentes esencialmente española aunque según he visto en Wikipedia el origen de la palabra escabeche proviene del catalán que a su vez proviene del árabe (La pronunciación vulgar de “sikbâg” sonaba a “iskebech”, que pasó a “escabetx” en catalán)

A mi el olor de escabeche me remite directamente a los colmados de ultramarinos de barrio con aquellas latas enormes de atún, los pimientos morrones, los toneles con arengades, las aceitunas, los pepinillos, las alcaparras ….

Esta es mi versión rápida y sencilla de una caballa en escabeche basada en una receta de Santi Santamaría.  Comida barata, sana y sabrosa.

CABALLA EN ESCABECHE

Caballa en Escabeche - Foto AA

Caballa en Escabeche – Foto AA

Ingredientes:

1 kg de caballa cortado a rodajas

400 ml de aceite de oliva

2 ramitas de romero

2 ramitas de tomillo

50 gr de pimentón rojo dulce

200 ml de vinagre (mejor si es de jerez)

20 gr de pimienta negra en grano

4 ajos

1 hoja de laurel

sal

Preparación:

Calentar el aceite con los ajos ligeramente chafados, el laurel, el tomillo, el romero y la sal.  Cuando el aceite esté caliente, añadir el pimentón y el vinagre. Dejar hervir a fuego lento unos 2 minutos.

Poner los trozos de la caballa en esta salsa y cocer todo junto 5 minutos más.

Dejar reposar el escabeche 24 horas dentro de la nevera antes de servirlo para que se aposenten bien los sabores.

Música para cocinar: I Just Want to Make Love to You – Etta James