Magdalenas al Pedro Ximénez – Vino para comer

 

En el mismo instante en que ese sorbo de té mezclado con sabor a pastel tocó mi paladar… el recuerdo se hizo presente… Era el mismo sabor de aquella magdalena que mi tía me daba los sábados por la mañana. Tan pronto como reconocí los sabores de aquella magdalena… apareció la casa gris y su fachada, y con la casa la ciudad, la plaza a la que se me enviaba antes del mediodía, las calles…”  - Marcel Proust - En Busca del Tiempo Perdido

En el mismo instante en que ese sorbo de té mezclado con sabor a pastel tocó mi paladar… el recuerdo se hizo presente… Era el mismo sabor de aquella magdalena que mi tía me daba los sábados por la mañana. Tan pronto como reconocí los sabores de aquella magdalena… apareció la casa gris y su fachada, y con la casa la ciudad, la plaza a la que se me enviaba antes del mediodía, las calles…” – Marcel Proust – En Busca del Tiempo Perdido

Mi tía no me daba Pedro Ximénez, ni tampoco magdalenas.  Pero una vez que las pruebas, ya no las olvidas en la vida.  Suaves, esponjosas, con ese dorado especial que le da el vino dulce. Pequeñas tentaciones en las que da gusto caer.

MAGDALENAS AL PEDRO XIMÉNEZ

Magdalenas al Pedro Ximénez - Foto AA

Magdalenas al Pedro Ximénez – Foto AA

Ingredientes:

3 huevos

La ralladura de 1 limón

150 gr de azúcar

150 gr de harina

50 gr de aceite de oliva suave

8 gr de impulsor

70 gr de Pedro Ximénez

Preparación:

Rallar la piel del limón y mezclar con el azúcar para aromatizarlo. Mezclar la harina con el impulsor y tamizarla.

Batir bien los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Cuando esté bien cremoso, añadir poco a poco primero el aceite y después el Pedro Ximénez.

Agregar la mezcla de harina y levadura en forma de lluvia y mezclar con movimientos envolventes hasta que esté bien integrada.

Dejar reposar la masa unas horas en la nevera.

Pre-calentar el horno a 200º y cuando esté caliente, colocar los moldes de papel sobre la bandeja del horno y rellenarlos hasta 3/4 partes de su capacidad.  Hornear 15 – 20 minutos.

Retirar del horno, dejar reposar 5 minutos y después desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Música para cocinar: American Authors – Best Day of my Life

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s